CIRUGÍA

CONTORNO FACIAL

LIFTING CON

HILOS TENSORES

ROSTRO

MÁS JOVEN, FIRME Y DESCANSADO 

El lifting con hilos tensores es una nueva técnica para el rejuvenecimiento facial, con mínima invasión, indicada para levantar y sostener el tercio medio de la cara, cuello y cejas.

Cuando empieza el proceso de envejecimiento, el tejido se debilita y la elasticidad de la piel empieza a deteriorarse. Estos cambios se traducen en forma de flacidez, surcos, pliegues y arrugas profundas.

 

Los mejores candidatos para esta técnica son mujeres y hombres entre treinta y sesenta años que deseen tener una apariencia más juvenil sin pasar por el quirófano. Esta técnica tiene resultados más duraderos que los habituales. Este procedimiento no reemplaza el lifting convencional, más bien le ofrece una opción innovadora y mínimamente invasiva, es decir sin cicatrices.

 

 

 

 

 

 

Esta técnica se aplica para elevar tejidos flácidos del tercio medio e inferior del rostro, levantar cejas caídas, reposicionar cejas y rostros asimétricos, redefinir el contorno del cuello y la línea de la mandíbula y para suavizar el envejecimiento prematuro de la piel.

 

A diferencia de las suturas convencionales, los hilos tensores presentan pequeñas espículas espaciadas de manera regular y distribuidas helicoidalmente, siguiendo la misma dirección, aumentando de esta manera la tracción realizada sobre el tejido.

 

El cirujano plástico realiza una pequeña incisión o punción en la línea del cabello e inserta los hilos por debajo de la piel. Las pequeñas espículas de cada sutura se abren formando una estructura de soporte que eleva suavemente los tejidos flácidos.

 

El procedimiento es rápido y normalmente se utiliza anestesia local. La duración exacta depende del número de hilos a implantar aunque un procedimiento típico dura aproximadamente una hora. 

 

En la mayoría de los casos cuatro suturas es el mínimo necesario para tratar una zona de la cara.

 

En cuanto a la recuperación, generalmente hay pocas molestias, hematomas o hinchazón. Normalmente se puede volver a su vida cotidiana en un espacio de 3 a 7 días.

Contacta con nosotros para aclarar todas tus dudas y te asesoraremos sobre la mejor solución valorando tu caso, necesidades y posibilidades.

Dr. Javier Rizzo de Solà © Copyright 2014

Aviso legal

 

Consulta: C/ Sant Gervasio de Cassoles 93 bajos (esq. C/ Reus) 08022 Barcelona    |   93 212 30 98     |     consulta@doctorjavierrizzo.com 

Las intervenciones quirúrgicas se realizan en la Clínica Sagrada Família