MEDICINA ESTÉTICA

La medicina estética tiene como objetivo la restauración, el mantenimiento y la promoción de la estética, la belleza y la salud.

 

 

 

 

 

 

 

La medicina estética se ocupa primero de la prevención y después de mitigar los efectos.

 

La medicina estética corporal incluye el peso y todo lo que engloba a la silueta corporal: nutrición y remodelación de la silueta. Las técnicas que se emplean son la mesoterapia, la radiofrecuencia o la intralipoterapia. Además se trata en amplitud la piel, corrigiendo estrías, flacidez o varicosidades.

 

La medicina estética facial se encarga del envejecimiento de la piel, su textura y su calidad. Incluye el tratamiento de las manchas, melasmas, hiperpigmentaciones, secuelas del acné o cicatrices.